actualidades

14 toneladas de piedra

En Diciembre de 2017 se produjo un quiebre en la marcha triunfal cambiemita hacia el País Normal. La oposición a la reforma previsional fue el aglutinante que traccionó a organizaciones sociales, partidos, agrupaciones de base, jubiladxs, sindicatos, activistas y al entramado de fuerzas irregulares forjadas al calor de años de precarización y ablande.
Cientos de miles de personas llegaron hasta el Congreso y se enfrentaron contra el cordón más brutal de fuerzas de seguridad que Buenos Aires haya visto en mucho tiempo.
Se alzaron las voces y luego se alzaron las piedras; 14 toneladas de piedra, precisó la Ministra de seguridad que olvidó consignar la cantidad de balas y gases que utilizaron las fuerzas que militarizaron la zona.
Desde el Gobierno y desde los medios adictos a la pauta, rápidamente se acusó el golpe y se señaló a la barbarie desestabilizadora.
Piedras que fueron pavimento, baldosa, pared, banco de plaza, encontraron otra función por la fricción acalorada del que quedó sin posibilidad de ser oído; piedras que trazaron parábolas entre lxs que siempre reciben y lxs que siempre castigan.
14.000 kilos de piedra son también un argumento.

diciembre-201814.jpg
diciembre-201814.jpg
_mg_9411.jpg
_mg_9411.jpg
diciembre-201816.jpg
diciembre-201816.jpg
_mg_8519.jpg
_mg_8519.jpg
diciembre-201818.jpg
diciembre-201818.jpg
diciembre-201819.jpg
diciembre-201819.jpg
diciembre-201820.jpg
diciembre-201820.jpg
diciembre-201821.jpg
diciembre-201821.jpg
diciembre-201822.jpg
diciembre-201822.jpg
diciembre-201823.jpg
diciembre-201823.jpg
diciembre-201824.jpg
diciembre-201824.jpg
diciembre-201825.jpg
diciembre-201825.jpg
_mg_9969.jpg
_mg_9969.jpg
diciembre-201826.jpg
diciembre-201826.jpg
_mg_9342.jpg
_mg_9342.jpg
diciembre-201828.jpg
diciembre-201828.jpg
diciembre-201829.jpg
diciembre-201829.jpg
diciembre-201830.jpg
diciembre-201830.jpg
diciembre-201831.jpg
diciembre-201831.jpg