actualidades

Lula ayer y hoy

Los pronósticos lo daban ampliamente vencedor en primera vuelta. A pesar de las constantes denuncias de corrupción, el ex metalúrgico parecía encaminarse inexorablemente hacia un segundo mandato. En solo cuatro años que dura la presidencia en Brasil, el PT terminó dando la imagen de una asociación ilícita. Una banda de delincuentes de los que solo el presidente llegaba a desmarcarse. Ali Baba y los cuarenta ladrones fue la comparación que daba Alckmin, (candidato por el PSDB y su principal opositor) para referirse al Partido oficialista, exculpando él también a la figura presidencial.  La campaña terminó con la imagen de los 1,7 millones de reales del «Dossier» en portada de los diarios en la mañana de la votación. Fotografía elocuente de los miles de billetes que habían juntados dos miembros del comité de campaña de Lula para comprar pruebas en contra de José Serra del PSDB. Esa imagen, el equivalente de 800 mil dólares apilados en una mesa, tal vez hayan influido en ese 1% de votos que le faltaron para ganar las elecciones en primera vuelta. Un resultado que fue considerado una derrota de Lula. A pesar de eso el candidato sigue salvándose de las críticas y mantiene la imagen de persona honesta ante todo. 
Luis Ignacio «Lula» Da Silva nació en el Nordeste brasilero. Empezó a trabajar a los 12 años  y ese único certificado que se le reconoce: el de pobre. En Sao Paolo, donde emigraron con todos los hermanos, consigue afianzarse como tornero en una de las mas importantes metalúrgicas del ABC paulista, zona del cordón industrial de la ciudad obrera de Sao Bernardo Do Campo. Allí, como operario logra la suplencia del directivo del  poderoso sindicato de Metalúrgicos hasta el 1975. Gana luego las elecciones con más del 92% y se convierte entonces en presidente del sindicato. En medio de la dictadura, organiza las primeras huelgas de trabajadores del país exponiéndose a las persecuciones y la cárcel. De a poco y junto a sindicalistas e intelectuales construyen desde el sindicato un partido nacional para los trabajadores. El PT nace el 10 de febrero de 1980 y presenta un candidato para las primeras elecciones presidenciales directas de 1989: Lula. Con sencillez y mas transparencia que carisma, sus compañeros de las primeras luchas lo recuerdan como una persona humilde ante todo y confían en que su compañero no ha cambiado ni lo va a hacer. No es la opinión de los opositores más cercanos, aquellos disidentes del PT que recriminan las políticas económicas del PT en el poder. El plan hambre Cero y la promesa de 10 millones de empleo no fueron completamente cumplidos aunque los brasileros de menor poder adquisitivos hayan sido los que mas se vieron favorecidos por las políticas de Lula. Hoy el presidente que antes representaba una ruptura y el cambio es el candidato de la continuidad. El estado de Sao Paolo tiene casi un cuarto de los electores de todo el país, son 28 millones de brasileros que votan y es ahí, en el Famoso ABC del cordón industrial de la ciudad capital que Lula decidió defender su campaña. Cuatro días antes de los comicios, elige presentarse en un acto de cierre de campaña en Sao Bernardo Do Campo y faltar al debate televisivo al que concurrieron el resto de los candidatos. «Es aquí que todo empezó», «cuatro años después vine a mirarlos de frente y decirles que nosotros, gobierno popular hemos, con mucha humildad, creado empleos, y la pobreza disminuyo» diría ante pocos miles de seguidores de la primera hora. Pero en Brasilia, la imagen de la silla vacía repercutiría más que su discurso y el impacto se sentiría justamente en el electorado paulista. La noche de las elecciones, con 90 por ciento de los sufragios computados Lula todavía podía creer en alcanzar los 50 por cientos y evitar la segunda ronda pero a las 11 de la noche solo quedaba calcular los votos de Sao Paolo. Hoy sabemos que eso le fue fatal. La gobernación del Estado fue ganada por más de 20 puntos de ventajas por José Serra del PSDB y Lula quedó por debajo de los 49 por ciento de los votos. Lula no podía escapar ya ni del PT ni de toda la oposición reunida en un frente en contra de él. Todavía hoy, es en la figura de ese personaje en la que los brasileros confían. «Un hombre del pueblo» y en sus manos el destino de un país y también, el futuro de un continente...

PON0424562.jpg

Ciudad de San Bernardo do campo en el Estado de Sao Pablo el 29 de septiembre 2006 - Vista desde el sindicato de metalúrgicos. Esta cuidad vio nacer hace 30 años al joven político Lula como delegado sindical del sector metalúrgico. En este edificio fue fundado el PT

PON0424562.jpg
PON0424569.jpg

Retrato de Luisa Maria Di Farias, una compañera de ruta de Luis Ignacio Lula Da Silva, amigos de la época de la dictadura en Brasil cuando iniciaron las huelgas con el sindicato de Metalúrgicos en la ciudad de San Bernardo do campo en el Estado de Sao Pablo/ el 29 de septiembr... (+)

PON0424569.jpg
PON0424564.jpg

Cierre de campaña de Luis Ignacio Lula Da Silva en La plaza Giovani Breda, Area Verde en la ciudad de San Bernardo do campo en el Estado de Sao Pablo el 28 de septiembre 2006.... (+)

PON0424564.jpg
PON0424565.jpg

Fabrica metalúrgica Cabomat, en la ciudad de San Bernardo do campo en el Estado de Sao Pablo el 30 de septiembre 2006 - Esta cuidad vio nacer hace 30 años al joven político Lula como delegado sindical del sector metalúrgico, desde donde fundaron el PT.

PON0424565.jpg
PON0424563.jpg

Vista de la primer casa de Lula, atrás de la militante del PT, durante el voto para las elecciones presidenciales.... (+)

PON0424563.jpg
PON0424568.jpg

Familia de Adesiudo de ze di Figueredo, director do sindicato de metalúrgicos, trabajador de fabrica metalúrgica Cabomat, en la ciudad de San Bernardo do campo en el Estado de Sao Pablo el 30 de septiembre 2006.

PON0424568.jpg
PON0424567.jpg

Estación de tren de San Bernardo Do Campo.

PON0424567.jpg
PON0424606.jpg

Marcha apertura del Foro Social Mundial el 26 de enero del 2005 en Puerto Alegre. Los maniefestantes le piden un plebicito contra el ALCA.

PON0424606.jpg