historias

Bauen: hotel de lujo sin patrón

El Bauen es un hotel cinco estrellas en pleno centro de Buenos Aires. En diciembre del 2001, el dueño lo abandonó, dejando sus empleados en la calle. En marzo del 2003, unos treinta trabajadores entraron en el hotel y empezaron  a arreglarlo para volver a trabajar con la ayuda de la Federación de Empresas Recuperadas de Argentina.
Actualmente, la empresa tiene mas de 150 trabajadores asalariados y las decisiones son tomadas en asamblea general. Este edificio de 20 pisos es altamente simbólico: fue construido en 1978, durante el Mundial de Fútbol que tuvo lugar en la última  dictadura militar. Su propietario, Marcelo Lurcovich, fallecido, le gustaba contar a sus amigos que había construido el Bauen sin gastar un solo centavo. De acuerdo al diario Página 12, el empresario logro obtener un préstamo que nunca reembolso, a través de sus contactos en el ejército.
Desde el 2003, los trabajadores habilitaron el restaurant, las diferentes salas de conferencia y el auditorio. Conciertos, festivales programas de radio y obras de teatro se realizaron en esos espacios. 
Personalidades como Danielle Mitterrand, Naomi Klein, Noam Chomsky, Evo Morales, Hugo Chavez, Susan Sarandon Adolfo Perez y Esquivel apoyan esta cooperativa.

BARM0334757.jpg

El hotel Bauen es un edificio de 20 pisos en pleno centro de Buenos Aires. Los trabajadores del hotel reclaman la expropiación definitiva y la nacionalización de la empresa.

BARM0334757.jpg
BARM0334756.jpg

Preparación de un cuarto del hotel.

BARM0334756.jpg
BARM0334759.jpg

Juan Pacifico, 68 años, prepara una mesa para el desayuno de clientes del hotel. «Aquí, estamos bien, comparando con el resto del país. La cooperativa es una buena experiencia. El Bauen es un muy buen ejemplo.»

BARM0334759.jpg
BARM0334758.jpg

Una reunión para organizar clases y permitir a los trabajadores tener un título secundario.

BARM0334758.jpg
BARM0334760.jpg

El abogado brasileño Paolo Savigny hace una pregunta en la recepción del hotel. Los clientes son de tipos diversos. Desde que Cristina Kirchner es presidente, un número importante de funcionarios son albergados ahí.

BARM0334760.jpg
BARM0334761.jpg

En la lavandería, los trabajadores comparten un mate.

BARM0334761.jpg
BARM0333958.jpg

Contrariamente a lo que pasa en un hotel normal, aquí aquí las mucamas no son vigiladas mientras que trabajan.

BARM0333958.jpg
BARM0333957.jpg

Abel es responsable en la lavandería. Tiene 37 años. Vive y trabaja en el Bauen desde hace 8 años.

BARM0333957.jpg
BARM0333959.jpg

La hora del almuerzo es un momento de convivialidad.

BARM0333959.jpg
BARM0334767.jpg

Juan Carlos Tonarelli, 72 años, responsable de la imprenta. «Estoy acá desde hace 7 años, el primer año arreglando las instalaciones. El tiempo pasa rápido, nunca paramos de trabajar. Hacemos todas las impresiones para el hotel pero también para otras cooperativas.»

BARM0334767.jpg
BARM0333960.jpg

Reparación del ascensor de servicio

BARM0333960.jpg
BARM0333961.jpg

Reparación del ascensor de servicio

BARM0333961.jpg
BARM0333962.jpg

Lavandería del hotel.

BARM0333962.jpg
BARM0333963.jpg

Roberto Luis Beles, 56 años. De las cocinas pasó a la lavandería. «Todos Tenemos que conocer todo dentro de la cooperativa. El tiempo pasa y seguimos, así que estamos màs tranquilos.»

BARM0333963.jpg
BARM0334770.jpg

Una de las responsables del auditorio del hotel.

BARM0334770.jpg
BARM0334773.jpg

Arminda Palacios Martinez tiene 75 años. Trabaja como costurera desde hace mas de 20 años en el Bauen. En esta foto esta en su cuarto. Como 15 de los trabajadores, vive en el hotel. Sería imposible en una empresa tradicional.

BARM0334773.jpg
BARM0334777.jpg

Arminda muestra sus fotos de vacaciones a Alfredo, responsable de relaciones exteriores en la sala de prensa.

BARM0334777.jpg
BARM0334779.jpg

Telefonista del hotel

BARM0334779.jpg
BARM0334783.jpg

Salida del comedor

BARM0334783.jpg
BARM0334764.jpg

Hotel Bauen

BARM0334764.jpg